Blog

22/01/2021

¿Qué es el hackeo ético y cómo puede ayudar a mi empresa?

Hablar de un hacker o de un hackeo, es algo común desde hace algunas décadas, aunque los términos se han extendido con los años y hoy podemos hablar de estas acciones con un sentido ético profundo.

Esto ha cambiado tanto, que incluso cualquier empresa puede recibir la ayuda de uno de estos personajes, siempre y cuando se le busque en el sitio adecuado.

Por esta razón, haremos un breve repaso sobre el tema para aclarar de qué se trata el hackeo (ético o no), quién lo puede realizar, cómo puede ser de ayuda para una empresa y dónde se puede encontrar a este tipo de expertos.


¿Qué es un hacker?

Los orígenes del término se remontan a mediados del siglo XX, en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, Estados Unidos, donde los estudiantes ya se referían a las soluciones o bromas de su rubro, especialmente las destacadas, como “hack”.

No obstante, con el paso del tiempo, la palabra fue adoptada en el plano de la informática, pues un “hack” era entonces una hazaña obtenida gracias al conocimiento y a la creatividad.

Luego de que la idea se extendiera, muchos varones se sumaron a este tipo de actividades, lo que derivó en que los buscadores de estos logros fueran llamados hackers.

Sin embargo, estos jóvenes adoptaron apodos y comenzaron a infiltrar sistemas de Tecnologías de la Información (TI) a tal grado que los entes de seguridad de aquel país comenzaron a prestarles atención, desde 1980 a la fecha.

De hecho, las medidas impuestas contra los hackers han llegado a ser severas, pero lejos de terminar con la práctica, aparentemente motivaron a estos individuos, quienes buscan, desde entonces, dejar claro su poderío tras una computadora.

Dicho todo esto, debemos tener en cuenta que el término “hacker” es bastante amplio, pero una buena forma de definirlo es: Una persona que realiza actos de piratería, ataque de software o de acceso no autorizado.


¿Qué es el hackeo ético?

Cuando pasaron más años, el término se extendió y tomó forma de acuerdo a los intereses de los mismos hackers y a las necesidades de las compañías.

A resumidas cuentas, el hackeo ético consiste en la realización de pruebas de penetración y más metodologías, orientadas para poder evaluar las vulnerabilidades de un sistema de TI.

Se hace intencionalmente para poder detectar y mejorar los puntos débiles de un sistema.

Sin embargo, para este tipo de actividades no se puede confiar en cualquier persona. De hecho, entre los grupos de expertos informáticos también se distingue a aquellos que dedican su labor en este sentido.


¿Quién puede hacerlo?

Se les conoce como hackers éticos o de sombrero blanco, pues sus actividades las realizan con el consentimiento de sus clientes y sin malicia alguna. Es más, su objetivo es todo lo contrario a perjudicar o corromper algún sistema.

El término fue concebido para hacer una clara distinción entre los piratas informáticos que buscan vulnerar redes y sistemas. Por ello, a estos últimos se les conoce como de sombrero negro.


Cómo ayuda a mi empresa

Sabemos que puede parecer invasivo o peligroso pensar en el hackeo ético, pero la realidad es que esta práctica es muy útil para conocer dónde podrían llegar las amenazas y cómo evitarlas.

Para hacer una analogía, pensemos en una casa de campo que deseas cercar para que nadie pueda entrar a robar. Lo normal es que des un paseo alrededor del inmueble para decidir qué tipo de alambre necesitas colocar o qué árboles podrían facilitar que los malhechores salten tu valla.

Lo mismo ocurre con el hackeo ético, pues se explora el camino que podría tomar un cibercriminal y se prepara esta ruta con base en esa información. Además, estos expertos ofrecen asesorías para reforzar otras áreas que podrían tener vulnerabilidades.


Algunos resultados del hackeo ético son:


  • Toma de decisiones con base en una estrategia de ciberseguridad.
  • Reconocimiento de debilidades y vulnerabilidades.
  • Reportes completos de descubrimientos y acciones realizadas.
  • Disminución o remedio de debilidades y vulnerabilidades.


¿Dónde puedo contratar este servicio?

En nuestros días, probablemente el grupo de hackers más famoso del mundo sea el colectivo Anonnymous. Por esa razón, se puede pensar erróneamente que se debe acudir de algún modo a este tipo de organizaciones.

No obstante, hay que decidir con claridad a quién le brindaremos acceso a nuestro valioso sistema de TI y a todo lo que hay en él.

La mejor opción que puedes encontrar se llama Data Warden, que pone a disposición de sus clientes servicios profesionales de hackeo ético, ejecutados por profesionales expertos y certificados.

Es una empresa en la que puedes confiar tu ciberseguridad y que cuenta, además, con muchos otros servicios y soluciones para tus problemas de informática. Por ello, si tienes alguna duda al respecto, no dudes en contactar y preguntar sobre todo lo que ofrecen.




Jose Luis Sánchez

Director Comercial
Compartir

Suscríbete para recibir más contenido

Blogs relacionados