Blog

22/06/2021

Cómo usar el presupuesto a favor de la ciberseguridad

En términos de presupuesto, la ciberseguridad puede parecer desafiante para cualquier negocio, ya que el giro de cualquier compañía es, por consecuencia natural, lo que más le preocupa a cualquier empresa.


Sin embargo, en este contexto hay algunos puntos que vale la pena aclarar y, lo más importante, existen algunos métodos para que el presupuesto, sin importar sus limitaciones, juegue a favor de la ciberseguridad y no al revés.


Eso es justamente lo que trataremos en este artículo, para que tu empresa pueda tener los beneficios completos de lo que una estrategia en ciberseguridad bien implementada puede brindar.


Una parte de un todo

Antes de comenzar, vale la pena destacar que la ciberseguridad tiene un lugar importante y destacado para una empresa dentro de sus Tecnologías de la Información (TI).


Esta afirmación se demuestra gracias a los datos del informe Ajuste de la inversión: alineando los presupuestos de TI con las prioridades de seguridad, realizado por Kaspersky.

Mediante este informe, podemos conocer que la importancia de la ciberseguridad se ha visto reflejada en los presupuestos asignados a ese rubro, en el ámbito empresarial, dentro de la región de América Latina.

Quizá la cifra más significativa sea la que señala que dicho presupuesto creció, del 2019 al 2020, del 27% al 34%, para las grandes empresas, y para las Pequeñas y Medianas Empresas, hubo un aumento, en el mismo lapso, del 22% al 30%.

El reporte de Kaspersky es muy revelador ya que debido a la pandemia, ha existido un recorte en el gasto de TI para las compañías, no obstante, en cuanto a seguridad digital se refiere, esto ocurrió. De modo que debemos señalar que la ciberseguridad es parte vital del negocio y la transformación digital.

Tres periodos

Una forma práctica, aunque relativamente compleja, de poder usar el presupuesto de una compañía a favor de la ciberseguridad, es analizando en tres niveles las necesidades, expectativas y mejoras que puede tener un negocio.

Se trata de una estrategia en la que se planteen tres periodos distintos, cada uno con sus propias metas y características, en los que se implemente la ciberseguridad.


  • Corto plazo.

Hay situaciones y necesidades, dentro de una organización, que probablemente sean más visibles y que necesiten de pronta intervención en materia de ciberseguridad.

En este punto, la empresa debe pensar en todo aquello que requiere atención inmediata y considerar el presupuesto que requiere para darle atención.

Entre las acciones que se pueden tomar de inicio, podemos nombrar la capacitación de la plantilla del negocio o las vulnerabilidades que la experiencia previa ya ha hecho notar. De este modo, los objetivos inmediatos se cubrirán y para los presupuestos venideros ya no serán parte de la inversión.


  • Mediano plazo.

Dejaremos en el presupuesto a mediano plazo todas aquellas necesidades que puedan esperar un poco. Además, aquí se ajustará de acuerdo a las soluciones que se implementaron en la primera etapa.

Es buena idea analizar algunos procesos de seguridad digital que la compañía observe obsoletos, con la finalidad de poder actualizar los sistemas de la empresa.

Cabe señalar que este tipo de gastos pueden resultar un poco más elevados, ya que se comienza la implementación de nuevas tecnologías y se puede necesitar de un mayor talento especializado para ello.

No obstante, todos los gastos de implementación disminuyen con el tiempo y, más pronto de lo que se cree, aparecen los beneficios, tales como una mayor rentabilidad.


  • Largo plazo.

Para el último punto, el más lejano en el tiempo, se pueden considerar las implementaciones más complejas para la compañía, en el ámbito de la ciberseguridad.

Algunos de estos cambios pueden ser la implementación de controles de seguridad, la gestión y el diseño de infraestructura o la migración de datos.

Además, es aquí donde podemos prever otros movimientos de la empresa y dar cobertura en ciberseguridad desde el inicio. Por ejemplo, cuando una compañía abre nuevas sucursales, presenta expansiones en su catálogo de ofertas o busca cambios en sus estrategias comerciales.

Un consejo

Si estás en el proceso de estructurar un presupuesto destinado a la ciberseguridad de tu negocio y tienes dudas e inquietudes al respecto, no dudes en acercarte a los expertos.

En Data Warden, nuestros colaboradores expertos pueden ayudarte a trazar el mejor camino a seguir, de acuerdo a tu presupuesto, y a destacar los puntos donde tu compañía debe marcar especial atención, según la urgencia de cada uno.

Contamos con los mejores servicios de consultoría, soporte e integración de infraestructura, así como servicios administrados de ciberseguridad con los que podemos brindarte las mejores soluciones para las necesidades de tu organización. ¡Contáctanos!

Ernesto Rosales

Director de Servicios Administrados
Compartir

Suscríbete para recibir más contenido

Blogs relacionados