Blog

22/06/2021

¿Tu presupuesto limita tu ciberseguridad?

Puede pasar que la ciberseguridad quede fuera de la ecuación al momento de enlistar los puntos más importantes de una empresa, por ende, puede ser que ese rubro termine con recursos limitados. Sin embargo, hay un factor que suaviza dicha idea.

En general, elaborar un presupuesto puede ser una acción compleja y/o estresante, pero, de entrada, refleja un elemento importante: valor. ¿A qué? A aquello que te motiva a armar un presupuesto.

Es decir, hay muchas otras cosas por las cuales una compañía se toma el cuidado de armar su propio plan financiero con base en lo que necesita y lo que ya tiene. 

Y lo que debes saber es que el presupuesto, aún cuando se trate de uno limitado, no necesariamente es un estricto condicionante de una ciberseguridad defectuosa.

Por ello, vamos a hablar sobre cómo es posible tener una estrategia de ciberseguridad efectiva, incluso cuando hay que apretar un poco el cinturón.


Métodos

Existen algunas formas de armar un presupuesto en ciberseguridad. Sin embargo, no todas las fórmulas para hacerlo resultan ser las más prácticas cuando se cuenta con un presupuesto limitado.

Vamos a explorar una que es de lo más convencional, con la intención de que conozcas en qué consiste y cómo ponerla en práctica. Al final, sabrás qué es lo que debes tener en cuenta para armar tu presupuesto en ciberseguridad más adecuado para tu empresa.


Estilo tradicional

Hay modelos más preventivos a la hora de armar un presupuesto para ciberseguridad, pero si cuentas con recursos limitados y buscas algo sencillo de aplicar pero funcional, entonces esto podría interesarte.

Se trata del que quizá sea uno de los métodos más tradicionales para armar tu presupuesto. Repasemos qué debes tomar en cuenta:

  • Necesidades. Debes considerar cuáles son las necesidades inmediatas de tu organización y apoyarte en las experiencias pasadas.
  • Soporte. Es fundamental que consideres el soporte técnico, pues es algo difícil de prever sin otro tipo de herramientas.
  • Presupuesto inmediato. Los recursos que le destines serán calculados de acuerdo a las cifras que la compañía pueda invertir cada periodo establecido previamente.

Como puedes ver, es un modelo bastante sencillo de seguir, pues no requiere un análisis profundo de la organización y permite el cumplimiento de objetivos inmediatos.


Ventajas y desventajas

Si bien hay otras formas de armar un presupuesto para ciberseguridad, el modelo tradicional tiene sus ventajas:

  • Bueno para el bolsillo. Lo mejor de todo es que, con su aplicación, el gasto en ciberseguridad es menor, en comparación con otros modelos, mientras se consiguen soluciones a problemas inmediatos.
  • Costos semifijos. Otra de sus ventajas es que el margen de movimientos de este presupuesto durante cada lapso en el que se revise, será mínimo. Es decir, el gasto no tiene grandes fluctuaciones.

Ahora pasemos a repasar cuáles son las desventajas de este tipo de presupuestos:

  • Capacidad de reacción. Al ser un esquema sencillo, los sucesos inesperados en ciberseguridad no están contemplados y podrían obligar a utilizar recursos no contemplados.
  • Riesgos. Es complicado evaluar los riesgos ya que el presupuesto busca atender necesidades inmediatas.
  • Sin contemplar novedades. Si decides ampliar los horizontes de tu empresa,el presupuesto debe ser ajustado para el próximo lapso.

Como puedes ver, armar un presupuesto con un modelo tradicional tiene puntos a considerar que puedes comenzar a plantear en tu empresa. Lo importante es dar inicio y que, si el modelo no te convence, puedas seguir investigando sobre el tema hasta dar con el favorezca a tu negocio.


Cambios a tener en mente

Algo que puedes considerar es que si decides implementar ciberseguridad en tu negocio, deberás pensar en quién será el que opere dicha área en tu compañía. Es decir, deberás contar con personal capacitado para la labor.

No obstante, puedes también buscar una alternativa, que es buscar a tu propio proveedor en temas de ciberseguridad. Entre las ventajas de contar con el apoyo de un proveedor, está que tu compañía puede enfocarse en su giro de negocio y en cumplir sus objetivos, sin distracciones ni preocupaciones en ciberseguridad.

Además, un proveedor, al ser un experto en esa área, puede ofrecer servicios acorde al presupuesto que maneje tu compañía, para que la seguridad de tus redes y sistemas esté elevada al máximo sin que los bolsillos de tu compañía sufran.

Recuerda que la ciberseguridad es una inversión que brindará muchos beneficios a tu organización, mismos que la harán más rentable y ágil en el mercado digital.

Acércate a nuestros colaboradores expertos, a través de nuestra página web, y pregunta tus inquietudes, cotiza y solicita nuestros productos o servicios.

Ernesto Rosales

Director de Servicios Administrados
Compartir

Suscríbete para recibir más contenido

Blogs relacionados